NO QUEREMOS JUGARNOS EL TIPO POR IR A CLASE

Esta mañana hemos podido ser testigos de una consecuencia –cada vez más frecuente- de la falta de reforma de la Facultad de Filosofía y Letras de Zaragoza: mientras estaba teniendo lugar una clase de Historia del Arte en el aula XV de dicha facultad, un protector de un flexo se ha desprendido cayendo encima de una alumna; esta que, afortunadamente, se encontraba inclinada ha recibido el golpe en la espalda y no en la cabeza (lo cual hubiese sido mortal).

Esta situación ruinosa no es la primera vez que se evidencia ni la primera que se denuncia: todos los años vemos cómo se desprenden trozos del falso techo, se escachan clases o el mobiliario se deteriora. Las víctimas directas de esto son las alumnas, que ven cómo acudir a clase cada vez es más peligroso ya que supone jugarse la integridad física. Como decimos, no es la primera vez que esta situación precaria se denuncia –han sido muchos los colectivos y asambleas que han elevado quejas sobre el estado actual de la facultad- pero siempre hemos obtenido la misma respuesta: no hay fondos para reformar la facultad, no sale rentable rehabilitar este edificio: los fondos que tendrían que destinarse para reformar este edificio no llegan y parece que la DGA no está por la labor de solventar esta situación. Bien es sabido, por otro lado, que las carreras que se imparten en esta facultad son las que menos beneficio aportan a la Universidad de Zaragoza, al ser (la mayoría de ellas) las más baratas; es inevitable pensar, si sabemos esto, que recibimos lo que pagamos y que al pagar menos que otras carreras, no tenemos derecho a tener unas instalaciones en condiciones para desarrollar nuestro crecimiento académico.

Las alumnas que día a día acuden a este centro ponen su vida en riesgo y es una suerte salir ileso después de una jornada de clase. Desde SEIRA-Universidat denunciamos esta situación precaria a la que nos están sometiendo si queremos estudiar en la Facultad de Filosofía y Letras y exigimos la reforma inmediata del edificio con el fin de evitar víctimas mortales, ya que la próxima vez el golpe podría no ser en la espalda, sino en la cabeza. Estamos cansadas de tener que repetir curso tras curso la misma letanía: ya no pedimos el lujo de tener calefacción en invierno o el que nos arreglen una persiana, pedimos algo tan básico, tan elemental como no tener que estar mirando al techo constantemente por miedo a que se nos caiga encima. Queremos un edificio en condiciones donde estudiar, queremos –y lo pedimos con toda la legitimidad- la reforma de la Facultad de Filosofía y Letras y lo exigimos ya.  foto protector fyl

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s